Estos son los profesionales sanitarios que intervienen en el manejo de la psoriasis

psoriasis-profesionales-sanitarios
El abordaje y el seguimiento de las personas con psoriasis debe ser multidisciplinar pero… ¿eso qué significa? Que un variado equipo de profesionales sanitarios nos acompañará durante el transcurso de la enfermedad. Al tratarte de una enfermedad crónica, el médico de Atención Primaria debe estar al tanto de nuestro estado de salud general, así como de la medicación que tomamos, tanto para la psoriasis como para otras patologías.

Los médicos especialistas que tratan la enfermedad psoriásica son el dermatólogo y en caso de tener afectación articular, también el reumatólogo. Es conveniente preparar con atención las consultas para preguntar a los especialistas todas las dudas que tengamos en relación con la enfermedad, el tratamiento, los hábitos de vida, etc.

Habitualmente son estos médicos especialistas, reumatólogo y/o dermatólogo, los responsables de indicar un tratamiento farmacológico para tratar nuestra enfermedad psoriásica. Posteriormente, el seguimiento de la terapia y los ajustes necesarios es posible que también se realicen desde la consulta del centro de salud. En cualquier caso, resulta fundamental seguir las indicaciones de todos los profesionales sanitarios y preguntar por las inquietudes que nos asalten al respecto.

La manifestación clínica más habitual de la psoriasis son las lesiones cutáneas. Estas pueden ser de tamaño variable, rojizas y recubiertas de escamas blanquecinas. Las escamas están formadas por células de la epidermis o queratinocitos que se acumulan debido a su proliferación acelerada. La inflamación es la que produce el enrojecimiento de las lesiones. El dermatólogo es el profesional médico encargado de vigilar la salud de nuestra piel y recomendarnos el mejor tratamiento disponible.

Pero la psoriasis no solo es una enfermedad de la piel. Se trata de un proceso inflamatorio sistémico autoinmune que puede asociar el desarrollo de otros síntomas del campo de la Reumatología. Al reumatólogo tendremos que acudir si los síntomas que tenemos incluyen dolor, rigidez y problemas en las articulaciones.

Profesionales de la salud mental

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, la psoriasis también puede afectar a la salud mental, ya que con frecuencia se asocia a depresión por la influencia negativa que tiene en nuestra calidad de vida. Además, el estigma que produce la psoriasis también suele afectar de forma negativa a las personas con psoriasis.

Por tanto, tal vez en algún momento de nuestra enfermedad necesitemos recurrir a profesionales que tratan estas patologías como psicólogos y psiquiatras. Pedir ayuda a tiempo puede evitar que nuestros problemas evolucionen y sean más graves.

Los expertos en salud mental indican que la psoriasis puede afectarnos especialmente en tres ámbitos: la autoestima, la confianza y la calidad de vida.

Los profesionales de enfermería y farmacia

El abordaje integral del paciente con psoriasis incluye también a los profesionales de Enfermería y Farmacia. Los primeros suponen un gran apoyo para los médicos especialmente con los nuevos tratamientos biológicos, por ejemplo. Su conocimiento y experiencia pueden ser de gran utilidad para el conjunto de los pacientes.

Desde Enfermería se realiza una valoración integral de la persona con psoriasis para establecer el plan de actuación más adecuado. Dicha valoración incluye las características de la enfermedad, el historial clínico del paciente y sus necesidades.

Ayuda desde la farmacia

Por su parte, los farmacéuticos son profesionales sanitarios cercanos y disponibles, ya que siempre tenemos una farmacia abierta en nuestro entorno más próximo. Los farmacéuticos suelen estar acostumbradas a recibir las preguntas de los pacientes, y pueden ayudar con las dudas sobre los tratamiento.

Además, si estás con un tratamiento biológico tendrás que recoger la medicación en el hospital, por lo que la farmacia hospitalaria será tu mejor aliado. Uno de los aspectos más destacados del papel de los farmacéuticos en el acompañamiento de las personas con psoriasis está relacionado con la adherencia al tratamiento. Un seguimiento adecuado y rutinario permite fomentar el cumplimiento terapéutico.

En la farmacia también se puede realizar una detección precoz de signos y síntomas que indiquen que el paciente no está respondiendo al tratamiento. Junto con los médicos, el farmacéutico puede aportar soluciones para mejorar el control de la enfermedad por parte del paciente.

Categorías