Alimentación y psoriasis: ¿qué tengo que saber?

alimentacion-psoriasis
Llevar una alimentación saludable es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), fundamental para nuestro bienestar. Sin embargo, según qué fechas, como en Navidad, cometemos algunos excesos que pueden pasarnos factura. No obstante, se trata de una época en la que debemos disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos y más en estos últimos años, por lo que no debemos preocuparnos si durante el resto del año adoptamos hábitos de vida saludables.

Existen ciertos desencadenantes como el clima, el estrés o algunos alimentos que pueden favorecer la aparición de brotes de psoriasis. La psoriasis y la alimentación están estrechamente relacionadas, aunque no existen alimentos prohibidos como tal, sí que es importante tener en cuenta cuáles consumir y cuáles es mejor evitar.

Alimentación y psoriasis, ¿qué se sabe?

El papel que juega la alimentación en la psoriasis comienza a adquirir relevancia a finales del siglo XX cuando, además de tenerse en cuenta a nivel nutricional, también se empieza a considerar que juega un papel importante en la prevención de enfermedades crónicas y degenerativas, así como en el mantenimiento de la salud.

La actividad física, mantener un peso adecuado y comer de manera saludable son tres pilares fundamentales para el tratamiento de la psoriasis. En este artículo te mostramos 5 claves para controlar la psoriasis tras la Navidad.

Del mismo modo que necesitamos respirar para vivir, también necesitamos ingerir alimentos, y no solo se trata de la ingesta de alimentos, sino también de aportar a nuestro cuerpo nutrientes esenciales como base para la realización de todas las funciones fisiológicas.

Debido a la inflamación crónica que sufren los pacientes con psoriasis y artritis psoriásica, como también el permanente recambio cutáneo, tienen mayor necesidad de ciertos nutrientes, sobre todo de aquellos que vienen de los vegetales.

Lo más relevante en cuanto a alimentación es llevar una dieta equilibrada, es decir, tomar alimentos que aportan diferentes nutrientes, haciendo hincapié en las frutas, verduras o aquellos que contengan Omega 3.

Alimentos para controlar la psoriasis

Tal y como venimos comentando, la ingesta de ciertos alimentos influye en la evolución de la psoriasis. Por esta misma razón, se recomienda que algunos alimentos se incluyan a diario en el menú para consumir de manera cotidiana como los siguientes:

Vegetales

Una dieta rica en vegetales, además de aportarnos el número de calorías adecuado, nos ayuda a mantener un peso saludable (el sobrepeso y la obesidad pueden influir en un peor control de la psoriasis).

Por otro lado, contienen nutrientes que son muy beneficiosos para la piel y, sobre todo, para aquellas personas con psoriasis. Entre los nutrientes que nos aportan los vegetales podemos encontrar la provitamina A o betacarotenos, antioxidantes, y algunos minerales como el magnesio, zinc y selenio.

Aunque el mundo vegetal es muy amplio y existe mucha variedad, estos son algunos de los vegetales que más se recomienda para las personas con psoriasis: el pimiento, el tomate, la calabaza, el boniato, la zanahoria, las acelgas, las espinacas y el brócoli entre las mejores verduras. Y el albaricoque, los nísperos, el melocotón, el aguacate, el mango y las bayas son las frutas más ideales.

Pescados

El Omega-3 es un tipo de ácido graso que debemos incluir en nuestros menús a través de ciertos alimentos para fortalecer algunas de las funciones que realiza nuestro organismo. No obstante, si hablamos de Omega-3 debemos también hablar del Omega-6, ya que ambos componentes son esenciales y contienen múltiples propiedades.

Aunque ambos tienen orígenes y características similares, estas pueden ser en ocasiones opuestas. Por un lado, el Omega-3 es antiinflamatorio, por ello, los alimentos que lo contienen son una opción perfecta para las personas con psoriasis.

Por otro lado, el Omega-6, aunque contiene muchísimas propiedades saludables, puede producir sustancias inflamatorias. Un consumo excesivo de esta sustancia puede provocar la formación de ácido araquidónico, en algunas situaciones necesario, pero que tiene una función pro-inflamatoria no deseada en enfermedades inflamatorias crónicas.

El problema no es que no debamos ingerir Omega-3, el problema es que la proporción que ingerimos de cada uno debe ser igual o inferior a 4 partes de Omega 6 por cada 1 de Omega-3. En la actualidad, según nuestros hábitos de consumo, se está ingiriendo hasta 10 por cada 1.

En este caso, se recomienda consumir pescado al menos 4 veces por semana, 2 de ellas pescado azul.

Frutos secos y AOVE

Los radicales libres son un tipo de moléculas que pueden acumularse en nuestras células y llegar a dañar otras moléculas. Los pacientes con psoriasis, con motivo de la alta actividad celular, generan más radicales libres. Por esta razón, cuando se trata de alimentación y psoriasis, es importante tener en cuenta que los alimentos que contienen antioxidantes ayudan a la protección de nuestro organismo contra la acción dañina de los radicales libres.

Existen muchos tipos de antioxidantes que puedes encontrar en todas las frutas y verduras, en las semillas, en los frutos secos y en los cereales integrales. Entre los nutrientes que más podemos destacar están las vitaminas A, C y E, y los minerales como el Selenio.

Y, por supuesto, no podemos dejar pasar el aceite de oliva, un alimento fundamental en nuestra dieta mediterránea. Es rico en vitamina E, un excelente antioxidante.

Alimentos que es mejor evitar

Uno de los factores que pueden influir negativamente en el equilibrio de la piel es el exceso de ciertos alimentos como las carnes rojas o el alcohol, que contienen componentes que es mejor evitar.

A continuación, encontrarás una lista de alimentos cuyo consumo es mejor restringir en pacientes con psoriasis, aunque su consumo ocasional no tiene por qué ser perjudicial.

Alcohol

El alcohol es una bebida que los pacientes con psoriasis deben evitar consumir y si lo hacen tiene que ser de manera ocasional. Su consumo estimula la liberación de una sustancia que se conoce como histamina, la cual empeora el control de la psoriasis.

Por otro lado, el consumo de bebidas alcohólicas suele estar asociado a una mayor ingesta de comidas con alto contenido en grasas.

Carne roja, lácteos y huevos

Estos tres tipos de alimentos contienen ácido araquidónico, un ácido graso poliinsaturado que puede favorecer los brotes de psoriasis, por ello, se recomienda restringir su consumo a las personas con psoriasis.

Entre los alimentos que se recomienda evitar se incluyen:

  • Leche de vaca, queso o yogur.
  • Carne roja y carne procesada (como, por ejemplo, salchichas).
  • Huevo.

Alimentos procesados

Un consumo excesivo de alimentos procesados que contengan alto contenido en grasa, azúcar y sal como las carnes procesadas, los alimentos envasados o las frutas y vegetales en lata pueden favorecer la inflamación sistémica.

Como habrás podido comprobar, la alimentación y la psoriasis están unidas, por lo que aprovecha el mes de enero y adquiere hábitos saludables en cuanto alimentación para mejorar el control de la enfermedad.

Referencias:

Categorías